martes, 1 de enero de 2008

"No es país para viejos" trailer en español.


Los hermanos Coen estan levantando expectación con esta película "No es país para viejos", la adaptación de una novela de Cormac McCarthy que podria llegar a la altura de Fargo.
Tommy Lee Jones junto a Javier Bardem en un film de intriga, policia, droga y un asesino particular.


3 comentarios:

PEPE DERTEANO dijo...

Es verdaderamente triste y hasta injusto que en España se demore tanto la proyección del último largometraje de los COEN, aunque éstos ya están preparando su próxima puesta en escena llamada AVE CESAR para el 2009. Lo lamento y quisiera aportar algunas opiniones quizás imperfectas pero que las hago con toda la intención de reflejar mis verdaderos sentimientos hacia esta notable película. No voy a contar la trama de la historia porque considero que sería una falta de respeto hacia los que no la hayan apreciado aún.
Antes de empezar con mi comentario acerca de “ No es un país para hombres viejos “ quisiera señalar brevemente que los hermanos COEN, según la crítica mundial especializada, analítica y fundamentalmente incondicional, se han convertido ya desde hace algún tiempo, como los más consistentes exponentes y referentes del cine independiente norteamericano y creo que esta denominación se justifica con plenitud. La obra de los COEN, siempre en tándem, me parece muy completa ( buenas, malas y muy apreciadas películas ), bastante bien estructurada y cimentada ( involucrarse con un estilo consistentemente definido y sostenido en el tiempo ) y sumamente atractiva para la muy exigente diversidad de paladares cinematográficos existentes. Films como su ópera prima, hasta hoy muy vigente, Sangre fácil ( Se acuerdan del seudónimo Roderick Jaynes? ), El Hombre que nunca estuvo, El Gran Lebowsky, Muerte entre las Flores, ¡ Oh Hermanos, Fargo o Barton Fink han sido consideradas por seguidores, detractores y críticos imparciales como largometrajes muy competentes y sumamente atractivos al margen de la justificada diversificación de gustos y sinsabores de los espectadores. Quizás en sus últimas tres películas, Intorelable Cruelty, The LadyKillers y la parcial Paris, je t'aime (único segmento "1st arrondissement") habría que sentarse a charlar con los COEN para comentarles que no entendimos estos cambiantes proyectos y que habían dejado atrás esa capacidad de entusiasmarnos y hasta deslumbrarnos con su extravagancia y su bipolar pero magistral estilo narrativo utilizando esa mezcla tan surrealista y contundente entre el sentido del humor sarcástico y la violencia excesiva. Pero en poco tiempo los COEN nos vuelven a convencer, se retractan rápidamente y retoman el denominado cine negro, género que se desarrolló en los Estados Unidos empezando la década de 1940. La primera película de este tipo corresponde al brillante film El halcón maltés, de John Huston, con el siempre recordado Humphrey Bogart. Estas películas llamadas de cine negro giran en torno a hechos delictivos con un fuerte contenido expresivo y una siempre característica basada en la estilización visual. Se emplea un lenguaje metafórico donde se describe con precisión la escena caracterizada por una iluminación tenebrosa en claroscuros, escenas nocturnas jugándose con el uso de sombras para exaltar la psicología de los personajes. Es en estos términos y definiciones expuestas que me atrevería a señalar con propiedad que lo aportado en los últimos años por los COEN renueva y acomoda éste tipo de género que los llega a diferenciar y hacer difícilmente imitables. Digamos que lo podríamos definir como un sub-genero más prolijamente estilizado y visualmente más integrado.
“ NO ES UN PAIS PARA HOMBRES VIEJOS “ es en realidad ese gran proyecto finalmente hecho una obra de referencia cinematográfica obligada. La fusión perfecta entre el conocimiento técnico de los COEN con el talento interpretativo de actores receptivos y alineados como JOSH BROLIN ( perfecta actuación ), TOMMY LEE JONES ( cumpliendo a cabalidad con el rol menos atractivo del film ), WOODY HARRELSON ( un acompañante de kilates ), Kelly MacDonald ( una gratísima revelación, ponderada, justa y convincente ) y muy en especial JAVIER BARDEM, conforman el reparto de una de las mejores puestas en escena de éste 2007. Quisiera aclarar que no por esta apreciación algo individualista estoy tirando por la borda y anulando a las premiadas por Cannes y La Academia; léanse Fargo, Barton Fink y El Hombre que nunca estuvo. Por el contrario, es una confirmación del dominio absoluto de un género más estilizado que bien los podría colocar nuevamente entre sus mayores exponentes debido a la agudeza y fineza con que tratan estas historias. Repito, estoy convencido que lo que buscaban demostrarnos los hermanos COEN lo han conseguido en ésta, su más logrado y pulcro largometraje. La adaptación del guión es realmente el apropiado, los diálogos son cortos, simples y convincentes, la dirección artística muy acorde a las necesidades del Film, música y sonido en su justa aplicación y medida, una fotografía que desde el comienzo nos sitúa en un contexto cerrado y muy expresivo desde ese fronterizo regionalismo México-Norteamericano así como el enmarcarse con suma propiedad en las antiguas y apreciadas comunidades de los legendarios Westerns. Habría que notar que desde que la película empieza su proyección se muestran paisajes finamente escogidos y que retratan algo que va a suceder en casi la totalidad del film que es la inclinación por la falta de luminosidad u oscuridad recurrente afianzadas en las tomas más trascendentes. El ritmo de la película no puede decaer aunque uno lo pueda desear. El interés late y bombea con una constancia y naturalidad juvenil. El Final es estupendo, inesperado y que calza con suma inteligencia porque nos sorprende y nos gana por puesta de mano. Como comentario especial quisiera destacar el enorme, inconmensurable y fabuloso trabajo actoral de vuestro JAVIER BARDEM como el despiadado ANTON. Un asesino más que contundente e inteligente, a veces jugando con la gracia y el azar, e increíblemente retratado tanto en lo estético como en lo psicológico. Lo que logra JAVIER BARDEM con su personaje es algo sumamente complicado y extremadamente meritorio. Nos hace sentir miedo, odio y desprecio por esa tan natural crueldad que congela pero que a la vez nos convence que un criminal de tamaño calibre puede ser un tipo simpático y a la vez dotado de un humor medianamente sarcástico. Nos vemos en la necesidad de identificarnos con ese lado oscuro y miserable. Esa ambigüedad hace que el rol protagónico de JAVIER BARDEM sea principalísimo y jamás secundario. Gran error en la nominación de los Golden Globe y los SAG porque la película gira en base al despliegue principalmente de él y del genial JOSH BROLIN. Estoy convencido que si el maestro HITCHCOCK estuviera entre nosotros se hubiera asustado un poco, divertido mucho y hasta carcajeado con el talento de BARDEM, y seguramente les preguntaría a los COEN la receta para crear un personaje tan enorme y dotado de un suspenso casi adictivo. Creo, en son de broma, que cuando los Willis, los Damon, los Mortensen, los Cruise y los simpáticos Travolta y Jackson en Pulp Fiction y hasta incluso los superdotados Seagal y Schwarzenegger vean la película y sobretodo el rostro de BARDEM también se sentirán apresados, nerviosos y conmovidos con tamaña puesta en escena de su colega español. La verdad es que no sé que más tendría que hacer BARDEM para que la Academia le brinde el honor y la posteridad.
Bien por ESPAÑA, mejor por JAVIER BARDEM.
Estaré atento a vuestros comentarios cuando la vean en España.
Saludos desde LIMA PERU.
José Luís Derteano

David Braña dijo...

Pues sí, hay muchas ganas de verla y aún no llega. Los Coen siempre aportan algo en sus películas, a veces bueno,a veces malo, pero son películas que hay qué ver. Saludos.

Anónimo dijo...

Sólo quiero darle mi enhorabuena a José Luis Derteano por su acertadísimo comentario. La traducción del título inglés "No ountry for old men" es la que utiliza el Sr. Dearteano, "No es un país para hombres viejos", que debe de ser la que se utiliza en el Perú. La traducción española, "No es país para viejos", es errónea literal y gramaticalmente: Traduce lo que en inglés sería "No country for old people".